Impacto Positivo

1.


Cultivado a escala nacional, el cacao tiene el potencial de aumentar la biodiversidad del país, restaurar ecosistemas degradados, mejorar la calidad de los recursos de suelo y agua, para fomentar el potencial de adaptación de cara a los fenómenos meteorológicos extremos actuales y futuros.

 

 

 

2.

Los sistemas agroforestales con cacao tienen potencial para aumentar las oportunidades de ingresos de productores y de empleo, generar múltiples fuentes de ingresos para mejorar la seguridad económica de los hogares, y crear oportunidades agrícolas de pequeñas empresas para las mujeres y los jóvenes que viven en las zonas rurales.

 

 

 

3.

Con el trabajo de la Alianza Cacao El Salvador, se está generando ingresos y negocios de procesamiento posterior a la cosecha, incluyendo viveros y centros de producción de fertilizantes, involucramiento en procesos de transformación, entre otros; los cuales pueden ser operados por los jóvenes y las mujeres empresarias, generando aún más beneficios para las economías rurales.

 

 

 

4.

El cacao como cultivo perenne puede durar hasta 70 años, este representa un activo a largo plazo para los productores y una razón para quedarse en sus comunidades en lugar de migrar en busca de trabajo. Dado que uno de cada cinco salvadoreños ha emigrado a los Estados Unidos, el impacto potencial sobre la migración en el futuro es significativo.
Beneficio económico

 

 

5.

Los productores se comprometen en entregar un grano de mejor calidad, o con un perfil organoléptico que le permita conquistar a los mercados más exigentes. Esta motivación es a raíz del aprovechamiento de las herramientas y los espacios que Alianza Cacao ha diseñado y entregado a más de 20 productores solo en el año 1 de la segunda fase. (Centros de Beneficiados, equipados con las herramientas y equipos de medición especializados para la obtención de granos de alta calidad), apostándole a un mercado de exportación.